Entre Les Gorges de Verdon y el Chicamocha
La Mente y el Pensamiento
Roca Arenisca La Mojarra
Natalia Behaine
Entre Les Gorges de Verdon y el Chicamocha
Fotografía digital, hilos de algodón, bordado, acrílico, tinta china
80 x 210 cm
2022
Natalia Behaine
Entre Les Gorges de Verdon y el Chicamocha
Detalle 1
Natalia Behaine
Entre Les Gorges de Verdon y el Chicamocha
Detalle 2
Natalia Behaine
Entre Les Gorges de Verdon y el Chicamocha
Detalle 3
Natalia Behaine
Entre Les Gorges de Verdon y el Chicamocha
Detalle 4
Natalia Behaine
La Mente y el Pensamiento
Fotografía digital, hilos de algodón, acrílico
Díptico: 20,5 x 224 cm y 62 x 36 cm
2022
Natalia Behaine
La Mente y el Pensamiento
Detalle 1
Natalia Behaine
La Mente y el Pensamiento
Detalle 2
Natalia Behaine
La Mente y el Pensamiento
Detalle 3
Natalia Behaine
La Mente y el Pensamiento
Detalle 4
Natalia Behaine
La Mente y el Pensamiento
Detalle 5
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Fotografía digital, hilos de algodón, acrílico
18 x 27 cm c/u / 81 x 297 cm instalación completa
2022
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 1
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 2
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 3
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 4
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 5
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 6
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 7
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 8
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 9
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 10
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 11
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 12
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 13
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 14
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 15
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 16
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 17
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 18
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 19
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 20
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 21
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 22
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 23
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 24
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 25
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 26
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 27
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 28
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 29
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 30
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 31
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 32
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 33
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 34
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 35
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 36
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 37
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 38
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 39
Natalia Behaine
Roca arsenica La Mojarra
Pieza 40
Statement

La artista ve el paisaje y le da miedo enfrentarse a él. No quiere intervenirlo, aunque su mente no pare de hacerlo (…) Lo apropia, lo embellece y lo empobrece. Lo destruye y transforma. Este paisaje que atraviesa su mente, sufre un cambio y deja de existir en la realidad que ve el otro. Entonces, ocurre lo inevitable, el paisaje se resiste a ser transformado, y Natalia se resiste aquí adentro a cambiar. Sin embargo, como una gota que talla la madera con el tiempo, ambos dejan de ser otros y se convierten en el otro. Puede afirmar que se ha vuelto una mezcla y hace parte del paisaje. 

Durante muchos años, ha intentado acercarse a la naturaleza como práctica contemplativa. Con el propósito principal de entender el mundo emocional del que disfrutan los seres humanos. De comprender que las emociones y los pensamientos, son como una ola y como una estación. Tienen la misma composición de la vida: un nacimiento, un crecimiento y una muerte. Nada mejor que la contemplación de la naturaleza, que se ofrece en estado puro de impermanencia, para entender esa pregunta existencial que se han hecho los grandes maestros espirituales y filósofos, ¿Qué es el hombre?

Siguiendo esta idea, esta obra es una mezcla, un híbrido emocional. En ella, se trazan los tres tiempos: pasado, presente y futuro, y se anulan. Dejan de existir y de definirse (…) En el ejercicio de añadir formas, colores e hilos, evoca las sensaciones (que terminan por construir un mundo emocional) e intento recordar lo que vivió en los tres escenarios naturales -Colombia, Francia e Italia- en los que sintió particularmente lo mismo: TODO ES UNO. Justo aquí nos encontraremos (…) Se regenera (el paisaje), como la mente, como los tejidos y como nuestro cuerpo emocional. El simple hecho de que él sirva como reflexión para la comprensión de quién es, es uno de esos secretos que él y nosotros tenemos. Y que tendremos.